• Equipo IDECOM

Caso Dove (Campaña Publicitaria) - ¡Qué no te pase!



Una campaña publicitaria es un plan de publicidad amplio para una serie de anuncios diferentes, pero relacionados por el concepto, que aparecen en diversos medios durante un periodo especifico y lograr en forma estratégica un grupo de objetivos.


Toda empresa necesita de una buena campaña publicitaria para posicionarse en el mercado. Estas estrategias se centran en buscar ideas para vender productos o servicios, la publicidad ha dejado de ser opcional para un negocio, y ha pasado a ser un elemento indispensable a la hora de competir en el mercado.


La imagen que proyecta la empresa, ante el público en general, hace que el consumidor se sienta motivado a comprar sus productos. Es por esto que los textos, imágenes y medios que se utilizan para generar la publicidad, deben ser precisos con las características de las personas a las que se busca influir.


Un buen anuncio publicitario con un mensaje bien direccionado a la audiencia, es la solución para muchas empresas al querer dar a conocer sus servicios. Pero esto no basta, muchas veces estos mensajes son publicados de forma incorrecta y lo que esto produce es una mala recepción del mensaje, objetivos no logrados y públicos no incentivados a la compra.


Aunque Dove es una de las mejores marcas a nivel publicitario, lo cierto es que todo el mundo tiene un pasado oscuro que, en este caso nos traslada al año 2011. En uno de sus anuncios de Facebook Ads, realizado para el producto Dove Body Wash, la marca creó un gif en el que una mujer negra se quita una camiseta oscura para convertirse en una mujer blanca.


Fue entonces cuando la marca revolucionó los medios asegurando que su gel de ducha dejaba la piel visiblemente más bonita al mismo tiempo que mostraba la foto del antes y el después. El problema es que la mujer del antes es negra y la del después blanca, el anuncio fue criticado duramente hasta el punto que la empresa tuvo que eliminarlo y pedir disculpas a su audiencia. "Lamentamos profundamente la ofensa que causó". También lo hizo a través de Twitter: "Una imagen que publicamos recientemente en Facebook no acertó en representar a las mujeres de color de forma respetuosa. Lamentamos profundamente la ofensa que causó".


El 'hashtag' #BoycottDove nació en las redes sociales, a pasar de que la compañía ya había retirado la campaña y había pedido disculpas. La queja publicada por el usuario ofendido recibió 1,3 millones de comentarios, más de 3.700 reacciones y fue 10.180 veces compartida en dos días.


No es la primera vez que Dove se ve envuelta en polémica por supuesto racismo. Dos años después la marca cosmética de Unilever tuvo que pedir disculpas por un concurso en Tailandia que giraba en torno a un producto que aclaraba la piel. La empresa ha tenido que afrontar una dura batalla contra la opinión pública producto de sus controvertidas campañas publicitarias.


Una de las consecuencias de una mala campaña publicitaria puede suponer para las empresas una falta de confianza de sus clientes habituales, además de la fuga de los mismos a la competencia.

La publicidad ayuda a las marcas a ganar credibilidad y confianza para convertirse en la mejor opción en la mente de sus consumidores. Es por ello que se debe utilizarla de una manera adecuada y efectiva para generar percepción positiva sobre la empresa, no de manera controversial y pretender con eso, lograr notoriedad en el mercado. 


La publicidad es la mejor forma de dar a conocer un producto o servicio a los clientes o consumidores, así como incentiva a la compra, consumo o uso. Sin embargo para poder lograr todo ello no basta simplemente con hacer publicidad sino que va a ser necesario el buen uso de ésta.


Equipo IDECOM

71 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo