• Equipo IDECOM

Construcción de Marca (Branding) - Qué es y para qué sirve


Aunque la Construcción de Marca debería ser algo elemental para cualquier empresa que desee transcender en el tiempo, la realidad es que muy pocas veces se entiende su verdadero concepto, lo que significa y todo lo que le permite conseguir a las empresas que la realizan de manera profesional.


Empecemos por entender lo que NO es la construcción de marca: ¡NO es brandear (como se dice en el medio) con logotipos de la empresa una pared, una página web o cualquier elemento publicitario!


¡NO es la decoración de un local u oficina!


¡NO es diseñar un bonito logotipo!, la construcción de marca va muchísimo más allá que el diseño de un logotipo y ponerle colores llamativos.


¡NO son las redes sociales de la empresa!


Una vez aclarado lo que no es, centrémonos en el concepto y cómo es de suma utilidad para una empresa y su marca.


Podemos decir que la Construcción de Marca es la serie de procesos y experiencias unificadas que le permiten a una empresa volverse trascendental para los usuarios, logrando permear en sus preferencias de consumo.


A primera vista parece algo simple pero realmente para lograr esos “procesos y experiencias unificadas” debemos empezar por darle una personalidad a una marca, la cual será la que marque de manera única la forma en que debe ser vista. En otras palabras, es necesario darle una personalidad (como la de un humano) a la marca y lograr que todas las estrategias, tácticas y demás estén sujetos a dicha personalidad.


Para hacerlo más fácil de entender te propongo un ejercicio:


¿Qué es lo que piensas cuando escuchas Apple o iPhone?, lo más probable es que innovación o estatus.


¿Y cuándo piensas en Coca-Cola?, en este caso muy probablemente: familia, tiempo de compartir, unión.


Como te podrás dar cuenta cuanto piensas en esas marcas o productos inmediatamente se vienen a tu cabeza una o varias cualidades emocionales, tal como te podría pasar con alguna persona. Aquí entramos al típico ejemplo de que “Starbucks no vende café, sino experiencias”, pero la Construcción de Marca no queda en esto.


Dotar de alguna característica emocional a tu marca logrará conectar con el público objetivo de una manera cercana y hará que la marca trascienda en el tiempo. Esto es algo que todas las empresas desean ya que se transforma directamente en las ventas y utilidades que obtienen.

Lo vuelvo a repetir, lo supremamente importante es que todas las estrategias, acciones y demás vayan de la mano para transmitirle al consumidor dicha personalidad, por ejemplo: el Supermaxi es un caso local que lo ha sabido manejarla de la mejor manera, su slogan dice: “el placer de comprar” y aunque hay muchos otros supermercados ningún otro ofrece ese nivel de experiencia de compra. 


Debo dejar claro que cuando hablo de todas las estrategias y acciones estas van desde el diseño del logotipo, los colores, la tipografía y toda su identidad visual; pasando por su tipo de comunicación, las campañas publicitarias, las redes sociales, llega hasta elementos como las oficinas, el ambiente laboral, el trato a proveedores, terminando (sobre todo) en la experiencia de compra y atención que se le brinda a los consumidores. La personalidad de marca es un eje transversal para absolutamente todas las acciones de la empresa.


También es bueno aclarar que la Construcción de Marca no solo significa darle una personalidad a la marca, también incluye puntos como: el posicionamiento, valores de marca, atributos de personalidad, arquetipo, idea de marca, tono y estilo. Todos estos elementos son necesarios para un proceso satisfactorio.


Concluyendo, la Construcción de Marca debería ser un proceso indispensable para todas las empresas que deseen sobresalir y transcender en el tiempo; muchas empresas lo ven como un proyecto costoso, pero la realidad es que los beneficios a largo plazo que obtienen a cambio de su inversión es menor y les asegura una marca que tenga éxito.

 

Leo Yencón G. 09 8700 5300


153 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo