• Equipo IDECOM

Humanización de Marcas



Te propongo un ejemplo: tienes 2 empresas que venden exactamente el mismo producto  (empresa A y B, e imaginemos que venden gaseosas), los anuncios publicitarios de la empresa A te muestran el fabuloso del sabor y los ingredientes bajos en azúcar que contienen; mientras que en la empresa B, los anuncios publicitarios te muestra a gente compartiendo momentos de diversión, unión familiar y compañerismo, dándole un enfoque secundario a sus ingredientes saludables.


La pregunta es, ¿a qué empresa preferirias comprar?. Y a breves rasgos la respuesta sería que la gran mayoría de clientes prefieren a la empresa B.


Si observamos detenidamente la empresa B ofrece un ambiente de más amigable con sus clientes, se muestra como una empresa que ofrece momentos agradables con sus productos y esto hace que nuestro cerebro la asocie como una empresa más cercana y por tanto más confiable.


La humanización de marca se trata de eso, de lograr un acercamiento con los clientes lo que a su vez se traduce en confianza y fidelización; para hacerlo no es solo necesario un anuncio publicitario bonito como está en el ejemplo, sino más bien un sinnúmero de acciones basadas en una política de comunicación centrada en los clientes y sus necesidades, y no en las de la empresa.


Las acciones pueden ir desde la manera en que muestran a sus productos y sus atributos, la forma de responder en redes sociales, la atención al cliente y cualquier acción que denote que a dicha empresa le interesa y se preocupa más de sus clientes que de vender. Adicionalmente y dependiendo del servicio/producto se puede intentar dar ciertos atributos “humanos” a la marca, así como también mostrarse vulnerable y hasta tomar con tranquilidad sus defectos. Es decir, mostrar una marca empática, cercana, en la que la gente puede confiar y no una empresa fría que lo único que trata es vender.


Adicionalmente, en los tiempos que vivimos hacerlo es de suma importancia; los consumidores están cansados de la cantidad abrumadora de anuncios que circulan en las redes sociales, de empresas que solo quieren vender sus productos y en su lugar como consumidores, estamos en búsqueda de genuinidad, valores, empatía y esperanza.  Las empresas que se muestra cercanas y empáticas generan un ambiente de confianza y credibilidad, permitiéndoles generar fidelización a sus clientes. Mejorando así la relación con los mismos.


En un mundo tan digitalizado, en el cual con la “nueva normalidad” es cada vez más difícil, tener interacción personal con las empresas es un reto, el desafío al que nos enfrentamos los marketeros es lograrlo, y así brindarle a los consumidores una relación cercana y humana.


 

Leo Yencón G. 09 8700 5300

34 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo