• Equipo IDECOM

Marketing en tiempo de crisis

Lo sabemos todos, estamos viviendo momentos muy complicados, mientras la mayoría de ecuatorianos nos encontramos sin poder realizar nuestras actividades cotidianas de una manera normal los casos nuevos de coronavirus en el país no dejan de aumentar.


Como es de esperar, esta situación trae consigo una gran incertidumbre sobre lo que vendrá en el futuro inmediato y siendo prácticos hay una crisis financiera que se avecina por culpa de la parálisis productiva mundial.


Para los negocios pequeños, emprendedores y pymes, los acontecimientos que estamos viviendo se pueden traducir en problemas aún mayores y verse afectados casi en su totalidad por la difícil situación. La realidad es que no podemos controlar estos acontecimientos; pero sí podemos controlar cómo vamos a responder a estos momentos, en los cuales la incertidumbre y pérdida de control parece desesperarnos.

Generalmente ante las crisis, lo primero en que piensan los negocios y empresas es “reducir costos” y entre esos está implícito el presupuesto de marketing y publicidad. Es natural querer reducir los gastos de un negocio para intentar solventar a la crisis y volver a empezar, pero ¿no suena un poco ilógico dejar de desarrollar esfuerzos de marketing ante la crisis?.


Si eliminamos el marketing entonces se entra en una gran contradicción, puesto que las empresas o negocios requieren activarse pero a su vez eliminan los canales de comunicación con sus clientes, de tal manera que resulta imposible comunicar sobre: promociones, eventos, lanzamientos o cualquier otra acción, que ayudará a su vez a reactivar la economía de la empresas.


Lo correcto es priorizar, es decir, pensar qué acciones y plataformas están trayendo mejores resultados e invertir en las mismas, realizar promociones que atraigan nuevamente a los clientes y que sean beneficiosas para su maltrecha economía, enfocarse en la atención al cliente y buscar acciones creativas que atraigan a otros clientes potenciales.

Se puede afirmar que, en general y para optimizar presupuestos, las mejores plataformas para el periodo venidero son (aún más) las digitales, dado su alcance, costos y efectividad que suponen. Adicionalmente ahora más que nunca es tener claro una buena estrategia y elegir bien los medios que se elegirán.


Por ejemplo, aunque Instagram o TikTok son redes de moda, no son las correctas para todos los tipos de negocios sobre todo B2B (business to business), así que invertir en la misma es un desperdicio de dinero; por otro lado, LinkedIn no es la mejor plataforma para negocios B2C (business to consumer) por lo tanto, tampoco sería buena idea invertir en ella.


Es verdad, nos encontramos ante una situación compleja, inesperada y de consecuencias aún sin posibilidad de ser anticipadas correctamente, pero también es cierto que la economía, aunque sea de una manera lenta, volverá a activarse y las cosas regresaran a la normalidad.


Al final lo más importante será dejar de enfocarnos en el problema y visualizar hacia dónde queremos ir, cómo lo haremos y con qué herramientas contamos para lograrlo. Esto es de suma importancia en nuestra vida diaria, así como para las empresas y negocios que quieran sobrevivir ante una crisis.

 

Leo Yencón G.

09 8700 5300

19 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo